¡ENTÉRATE DE TODAS LAS OPORTUNIDADES DE NEGOCIO!
Email:
Provincia:

Acepto las condiciones y política de privacidad
boletin novedades

Los 10 mandamientos del franquiciado: cómo, dónde y cuándo salir al mercado

03 de Septiembre de 2014.

El crecimiento del número de redes y de locales que operan bajo el paraguas de la franquicia no significa que todos los negocios sean franquiciables y, por tanto, recomendables. Al contrario del actual runrún popular, unirse a una franquicia puede acabar en un fracaso si a la hora de elegir el qué, el cómo, el cuándo y el dónde no tiene en cuenta una serie de aspectos claves.

Se pueden establecer diez puntos fundamentales para ser franquiciado con éxito. Todos coinciden en que, además de la capacidad financiera, hay que trazar un plan de acción para no improvisar o dar un paso en falso.

1 Autoevaluación. No todo el mundo vale para ser empresario ni para operar con las directrices que se marcan desde la central. Salirse de estas reglas intentando actuar por cuenta propia conlleva el fracaso y al deterioro de la relación entre franquiciador y franquiciado. El buen franquiciador marca el camino del éxito porque los errores ya los cometió él antes de empezar. Mientras, el buen franquiciado dispone de las cualidades adecuadas para poder ejercer una actividad de manera autónoma, pero aceptando las normas procedimentales que vendrán impuestas. El éxito de su negocio pasará por aceptar esas normas y ser consciente del compromiso adquirido, esforzándose para gestionar adecuadamente el negocio e invirtiendo las horas necesarias para su desarrollo.

2 Elegir la actividad. El sistema de franquicias se desglosa en 41 sectores, por lo que es necesario tener claro en cuál se quiere entrar, según los gustos del futuro franquiciado, de su experiencia y de su preferencia a trabajar con productos o servicios. Además, para poder partir de una base sólida, debe hacer un buen análisis del sector en el que desea invertir, a fin de verificar que está al alza, evitando así el riesgo de mercados que estén de moda pero sólo de forma transitoria y que, por su estacionalidad, pudieran poner en peligro la rentabilidad de la futura franquicia. Por el contrario, el emprendedor ha de valorar positivamente los negocios tradicionales que incorporen avances o innovaciones con las que diferenciarse de la competencia, porque esas diferencias pueden ser sinónimo de éxito.

3 Solidez y capacidad financiera. En los 41 sectores que integran el sistema de franquicias en España hay rangos de inversión para todos los bolsillos, favoreciendo opciones asequibles para autoemplearse y estar al frente del negocio o para invertir delegando la gestión del día a día. Sea cual sea la opción elegida, los expertos recomiendan que la capacidad económica de un potencial franquiciado sea suficiente para afrontar la inversión inicial precisa para empezar a trabajar en la franquicia elegida sin depender excesivamente de financiación externa.

4 Recabar información. Aunque según los expertos consultados, éste suele ser un punto considerado obvio por parte de los futuros franquiciados, aquí es donde se encuentra el origen del fracaso que lleva a un local unido a una red de franquicia a echar el cierre. Y es que todos ellos coinciden en que es fundamental saber qué es una franquicia, cómo funciona esta fórmula de comercio asociado y conocer en detalle las particularidades que dicho modelo presenta.

5 Analizar la franquicia elegida. Antes de unirse a una red de franquicia y desembolsar la inversión inicial que esa decisión requiere, el futuro franquiciado ha de documentarse en profundidad sobre todo lo que rodea a esa red. Para ello, todos los emprendedores podrán consultar el registro de franquiciadores, donde todas las cadenas de franquicias están obligadas a facilitar sus datos actualizados sobre el número de establecimientos, propios y franquiciados, los años que lleva en el mercado, si tienen o no control de calidad, si están adheridas a sistemas de arbitraje o a códigos deontológicos...

6 Hacer una guía de preguntas. En la reunión que todo futuro franquiciado ha de mantener con el franquiciador, el primero no tiene que autolimitarse en la formulación de preguntas que considere oportunas para conocer el negocio y el modelo de franquicia, de ahí que los expertos recomienden elaborar un guion para que ninguna de esas dudas pueda caer en saco roto. Asimismo, aconsejan profundizar en los aspectos económicos del negocio, particularmente en la inversión inicial y en las previsiones de las cuentas de explotación, e insisten en que una actitud indagadora no es negativa para que una candidatura sea o no tenida en cuenta por la matriz de la franquicia.

7 Visitar a los franquiciadores. Cuando un futuro franquiciado tiene claro en qué sector operar y con qué posibles enseñas, es conveniente reunirse directamente con el franquiciador de cada una de ellas y solicitar información precontractual (que las firmas están obligadas a facilitar al candidato) con todos los datos completos y veraces sobre su franquicia. Además, tendrá que comprobar que el franquiciador es el propietario de la marca, así como los procedimientos y la operativa vinculada a aperturas, cierres, las direcciones de los locales abiertos, la presencia internacional, el registro de la marca... Eso sí, el candidato está obligado a no desvelar esa información para lo que, una vez recibida, tendrá que firmar una cláusula de confidencialidad.

8 Contactar con los franquiciados. Para poder conocer el funcionamiento de una enseña, el futuro franquiciado tendrá que visitar a los franquiciados que ya operan en la red, para conocer de primera mano aspectos como el trato con la central, si esta ofrece su apoyo en la inversión inicial y en la búsqueda del local, la formación que reciben, las campañas publicitarias, la logística... Por último, y en el caso de ser el primer franquiciado de una cadena, el futuro franquiciado ha de conseguir todas las referencias posibles del franquiciador como empresario además de un buen feeling y de ver y creer en el negocio.

9 El contrato. Antes de firmar el contrato que unirá al futuro franquiciado con la enseña, normalmente por un periodo de cinco o diez años, es fundamental que ese contrato sea revisado por un abogado -si está especializado en el sistemas de franquicias, mejor- para evitar cláusulas abusivas o sorpresas posteriores. Los expertos recomiendan que antes de proceder a la unión contractual, el emprendedor y/o empresario tenga muy claras cuáles son sus obligaciones y cuáles los riesgos potenciales de su inmediata aventura empresarial.

10 Elegir el emplazamiento. Éste es uno de los factores clave para tener éxito en el negocio, ya que no todas las marcas necesitan la misma ubicación. Hay algunas que requieren estar en primeras líneas comerciales por su imagen, su producto o su servicio; pero también hay otras que prefieren estar en centros comerciales, o a pie de calle, o en segundas o terceras líneas...

Fuente: www.eleconomista.es

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúa navegando, consideramos que aceptas su uso. Las cookies para el seguimiento se insertaran en 20 seg. Puede obtener más información o conocer cómo cambiar su configuración del navegador, en nuestra política de cookies
Copyright © 2016. Todos los derechos reservados | Aviso legal |
Subir