¡ENTÉRATE DE TODAS LAS OPORTUNIDADES DE NEGOCIO!
Email:
Provincia:

Acepto las condiciones y política de privacidad
boletin novedades

13 errores que pueden ahorrarse los emprendedores al crear su startup

11 de Febrero de 2014.

Los errores que no deben cometer los emprendedores suelen captarse desde la experiencia. Impulsores de startups que por el camino han detectado esa acción y que no volverían a repetir si se volvieran a sumergir en la creación de su propia empresa. A pesar de que se puede caer en errores en cualquier compañía, las startups tienen algunas peculiaridades por las condiciones en las que surgen.

La experta en comunicación online Elena Benito explica, a partir de su experiencia, cuáles son las piedras que los mismos emprendedores se ponen en el camino. Benito explica que decidió montar en 2009 una agencia de externalización de community managers, por que en ese momento no estaba tan extendida esta figura, pero acabó decidiendo pasarse al negocio de la marca personal al darse cuenta de que la única forma de escalar su empresa de servicios era contratar mucha mano de obra, algo que se hacía inviable.

A partir de su experiencia, esta consultora de comunicación online relata cuáles son esos errores que habría que evitar para no zancadillearse:

1. No informarte de todas las posibilidades que hay antes de empezar. "Ahora es más difícil que suceda, pero en 2009 no había este entorno que se ha generado para emprender" apunta Benito. "Antes, los únicos que te podían ayudar eran los asesores fiscales y los contables de toda la vida". Para Benito es un error no haberse enterado mejor de las ayudas y subvenciones y no informarse de las posibilidades que existen para empezar.

2. Empezar endeudado. Son muchas las startups que piden un préstamo, sobre todo ICO, a pesar de no haber validado su modelo de negocio con clientes. "Está bien hacerlo pero es como ir de prestado, ir con muletas" apunta Benito. "Ya tienes una preocupación más a la que deberte por las noches, por lo tanto hay que intentar evitarlo". En muchas ocasiones el mayor activo a invertir para impulsar una startup es el tiempo.

3. Pensar que eres empresario sin tener conocimientos. "Un error del emprendedor es pensar que eres empresario" explica Benito. "Todo empresario es un emprendedor, pero no todo emprendedor es empresario y es una locura empezar una empresa sin tener unos conocimientos básicos de cómo desarrollar el negocio". La consultora apunta a este conocimiento es propio de personas que estudian ADE o Económicas, pero hay cursos para formarse. "Casi todas las empresas acaban muriendo porque no saben crecer, no porque sean malas ideas", destaca. Además, pone el foco en la necesidad de tener conocimientos en fiscalidad y tributario.

4. Empezar con muchos socios. "Mucha gente dice que el mejor número de socios es menor que dos y mayor que cero y dices, ¿cómo es posible, tú solo?" explica Benito. "Yo monté una empresa con seis socios pero un error es pensar que se trata de un empleado que va a trabajar gratis, ya que al final te has casado con muchas personas". Por este motivo, hay que valorar si se necesita un socio. "Igual lo
necesitas para una determinada pata de la empresa que falla, pero empieza gente con muchos socios y luego acaban fatal".

5. Contratar a gente que sólo quiere encontrar un puesto de trabajo. "Tienes que elegir muy bien a las personas que vas a contratar" explica Benito. "No tienes que empezar sólo con becarios porque no tienes dinero, y si lo haces que al menos éstos tengan perspectiva de futuro en tu proyecto". Esta emprendedora confiesa que pensó que con un salario por encima del que se pagaba ya era motivador, pero asegura que es un error y que hay explicar a la persona que la empresa está empezando y que es una startup. "Yo me encontré a mucha gente que sólo quiere encontrar un puesto de trabajo" apunta.

6. Contratar al primer amigo que te encuentras. "No contrataría al primer amigo que me encuentro y no lo valoraría sólo por sus conocimientos técnicos sino por su actitud" insiste Benito. "Esto es un barco y  el empleado tiene que ayudar a crecer". Apunta a que una de las vías por la que más encuentra a nuevos empleados es Linkedin.

7. No contar las ideas. "Yo tenía una idea en el año 2009 y no la presenté al primer iWeekend que se hacía en Valencia. Me daba vergüenza, pensaba que era un chorrada, yo no era programadora pero piensas que te la van a quitar" explica. "Se trataba de una aplicación para localizar platos a tu alrededor, no restaurantes". Al año siguiente la montó una startup en Seattle y fue elegida como una de las 50 mejores ideas del año en Times.

8. Pensar que eres Juan Palomo, sobre todo con las redes sociales. "Es un error no tener redes sociales pero también pensar que es la panacea del marketing" apunta Benito. "Se montan redes sociales pero después hay que hacer un plan para mantenerlas". Esta consultora en comunicación online apunta a que en la mayoría de casos no se tiene una estrategia de redes sociales claras. "Hay mucha gente que lo
hace todo, y las redes sociales son muy "ya lo hago yo"" destaca. Pero asegura que si tienes una startup hay que desarrollar el negocio, buscar nuevos clientes, ampliar la cartera y la falta de presupuesto muchas veces hacen que se deje de lado este aspecto.

9. Olvidarse del marketing. Benito explica que cada vez se valora más en Estados Unidos que el equipo y la idea llegue con una gran estrategia en marketing. "Si no vas a saber como llegar a la gente no interesa, porque no vas a saber venderlo" apunta. Puedes tener una muy buena aplicación, por ejemplo, pero si no sabes darla a conocer es difícil rentabilizarla.

10. No validar el modelo de negocio al empezar.  "Yo no validé de negocio, por eso me equivoqué, y a mitad de trayectoria de una empresa te das cuenta de que tienes que cambiar el modelo". Insiste en que hay muchas empresas que no saben ni como funcionan. "Cada vez que entra un clientes lo coges y no te cuestionas si es tu cliente ideal o si estás dándole los productos adecuados". Es necesario reajustarlo, ir dando a testear un producto y si funciona cambiar o no el modelo. "Creo que en ese sentido los semilleros son buenos porque te bajan de la nube en la que estás y si tienes que cambiar el planteamiento lo cambias".

11. Emprender por necesidad en algo que no te gusta. "Por la necesidad de como están las cosas, la gente emprende y no se da cuenta de si vale o no vale para eso" explica. "Se terminarán pegando el tortazo, esto es como montarte un restaurante: si no te gusta la hostelería acabarás sin clientes". Benito asegura que si no te gusta y acabas haciéndolo por necesidad se acabará notando. También apunta a que está relacionado con la idea de voy a emprender porque voy a ser mi propio jefe. "Dentro de algunos meses te darás cuenta de que el peor jefe de todos eres tú mismo, tus empleados son tus jefes y tu cliente es el jefe".

12. Olvidarse de la innovación. "No se debe perder nunca esa flexibilidad a la hora de cambiar y de presentar ideas" explica. Innovar es optimizar lo que tienes y puede ser tanto en el producto como de forma interna. "Un error que yo también cometí fue no pensar en innovar, pero cuando pasa mucho tiempo ya cuesta porque tienes unos vicios adquiridos. "Cuando un modelo de negocio funciona se transforma en métodos que se replican y por lo tanto cuesta innovar".

13. Pensar que las startups sólo son de base tecnológica. Las startups no son sólo de base tecnológica y eso lo han demostrado aceleradoras como Socialnest. "No sólo por no ser de base tecnológica no emprendes y eso no debe pararte" apunta. "Cuando empecé noté prejuicio o tendencia a que en los eventos sólo se hablaba de base tecnológica y los demás no eramos startups, sino que estábamos autoempleándonos".

Fuente: valenciaplaza

Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúa navegando, consideramos que aceptas su uso. Las cookies para el seguimiento se insertaran en 20 seg. Puede obtener más información o conocer cómo cambiar su configuración del navegador, en nuestra política de cookies
Copyright © 2016. Todos los derechos reservados | Aviso legal |
Subir